Orígenes de Hollywood

 

Para hablar de los orígenes de Hollywood quizá habría que centrarse en lo que entendemos por orígenes de Hollywood, es decir, los orígenes de Hollywood no es lo mismo que los orígenes del cine, por supuesto esto es claro si pensamos en los hermanos Lumiére, Thomas Alva Edison, Mèliés, etc. Pero podría crearnos confusión en lo que a los orígenes del cine norteamericano se refiere. Los orígenes del cine norteamericano no fueron en Hollywood, por esta razón un buen comienzo sería hablar de los orígenes del cine norteamericano para luego entender mejor el nacimiento de Hollywood. Aunque bien es cierto que el cine norteamericano sin Hollywood carece de sentido.

En Enero de 1897 los norteamericanos lograron eliminar la marca francesa Lumiére tras diversos conflictos legales, no hay que olvidar que hasta el comienzo de la primera guerra mundial el 80% de la producción y exhibición cinematográfica en todo el mundo, incluyendo estados unidos, era francesa. Tras este cambio Edison pasa a ser amo, señor y dominador de la producción que a partir de entonces se realizaría en estados unidos, o eso pretendía él.

Vitagraph Studios, productora de cine mudo, primeras productoras de cine mudo.

Vitagraph studios Foto Wikipedia

Nacieron entonces las primeras y más importantes productoras norteamericanas, la Edison, la Biograph, la Vitagraph y como romántico homenaje incluiremos la Kalem, primera productora que salió a rodar en exteriores naturales, no solo en Estados Unidos, sino también en Europa u Oriente Medio, y que más tarde fue absorbida por la vitagraph. Esta absorción fue en parte debida a demandas sobre derechos de autor que alimentaron su caída. Por aquel tiempo todo el mundo rodaba argumentos de autores sin comprar derecho alguno, pero la Kalem fue el chivo expiatorio, pagó por todos, a partir de entonces se asentaron las bases de cómo hacerlo en el futuro.

Estas primeras productoras norteamericanas se asentaron en la costa este, en Nueva York, y desde allí comenzaron los primeros rodajes de modo organizado por la cada vez mayor demanda de este nuevo y mágico descubrimiento por el que se agolpaba la gente a golpe de níquel en los Nickelodeons. Había que explotar este nuevo filón y los implicados afilaban sus mentes y sus recursos para no dejarlo en otras manos que no fueran las suyas.

Edison, desde 1897 registraba sistemáticamente todas las patentes de sus descubrimientos, de manera que pudiera asegurarse cualquier beneficio que de ellas destilase, como ejemplo sirva decir que llegó a patentar la propiedad de las perforaciones a través de las cuales es arrastrada la película. De alguna manera este intento de dominio absoluto indignó al resto de pioneros que intentaban abrirse paso y que se encontraban con que les cerraban las salas, paraban rodajes e incluso absorbían pequeñas productoras que ante la demanda de Edison no podían pagar los derechos exigidos. Todo ello desencadenó una pelea abierta que ocasionó refriegas violentas como la destrucción de negativos de películas rodadas con ácidos antes de poder positivarlas o tiroteos con balas auténticas en plenos rodajes.

Como esto no podía continuar así, Edison decidió que tenía que proteger de un modo más eficaz sus intereses y lo hizo aliándose con el enemigo y formando un trust. Este trust lo componían las vacas gordas del momento, es decir, El propio Edison, la Vitagraph, la Biograph, la Kalem, la Essanay, la Lubin, la Selig, la Pathé y el señor Mèliés, la asociación se materializó el 19 de Diciembre de 1908 en la casa de Edison, en Nueva Jersey. De esta manera nace la «Motion picture patens company».

Pero quizá olvidaron que el cine y lo que más tarde fue hollywood no lo crearon los gestores o inventores, sino los emigrantes, empujados por la demanda de sus propios paisanos que veían en el cine una manera de comunicación que les permitía comunicarse mucho más fácilmente que como extranjeros en un país que no era el suyo. Y como no podía ser de otro modo este empuje nacido de la propia naturaleza, hizo que gentes como El alemán Carl Laemmle posterior creador de la Universal, el austríaco William Fox creador de la Fox, el bielorruso Louis B. Mayer creador junto con Samuel Goldwyn de la Metro Goldwyn Mayer, el húngaro Adolph Zukor de la Paramount, etc. formaran en Septiembre de 1909 una asociación de productores independientes llamada «National Independent Moving Picture Alliance», y que terminaran acaparando la atención del público, con sus películas nacidas de la diferente naturaleza que alimentaba a estos pioneros, en contraposición al cercenado entusiasmo que un gestor o inventor puede poner a una obra, que en principio debe nacer del corazón y no de la mente. Pero bueno, también es cierto que las películas que más gustaban eran las de acción, movimiento, comedia. Más tarde, de la «Motion picture patens company» de Edison and company solo quedaría el recuerdo.

Adolph Zuckor (Paramount), Carl Laemmle (Universal), William Fox (Twenty Century Fox), Samuel Goldwyn (MGM), William Wadsworth Hodkinson (Paramount), Pioneros de Hollywood, Universal, Twenty Century Fox, Paramount, Metro Goldwyn Mayer.

Adolph Zuckor (Paramount), Carl Laemmle (Universal), William Fox (Twenty Century Fox), Samuel Goldwyn (MGM), William Wadsworth Hodkinson (Paramount)
Foto Doble69

El 28 de Junio de 1914 asesinan al archiduque de Austria, precipitando el comienzo de la primera guerra mundial, esto ocasiona que el desarrollo del cine estadounidense, con los pioneros que protagonizan el nacimiento del cine en estados unidos a la cabeza, avance mucho más rápido que el europeo, además el público empieza a preferir el cine americano, incluso en Europa, y esto es debido a que mientras en Europa se rueda de un modo lento y contemplativo, en estados unidos las películas son cada vez más vivas y entretenidas, más todavía con la llegada de las trepidantes comedias.

Entrelazado en todo este caleidoscopio de acontecimientos se encuentra el motivo por el que nos mueve escribir este pequeño esbozo de lo que fueron: » Los orígenes de Hollywood».

Empecemos por el principio:

Erase una vez en 1853 una cabaña de adobe situada en el valle de Cahuenga donde años más tarde, 1870, la proliferación agrícola era tal que movió a los avispados inmobiliarios a convertir la zona en parcelas que luego pudieran vender.

Una de las primeras informaciones, hay más y distan bastante en el tiempo, hablan de un matrimonio de Texas que se establece en 1903 en este lugar que se encuentra en un bosque de acebos, Hollywood no es más que la traducción de bosque de acebos, se llaman Horace Henderson Wilcox y Daeida Wilcox y parcelan este lugar en el que acaban de asentarse. Como buen olfateador de oportunidades aparece en sus vidas H.J.Whitley con el deseo de comprar unos dos kilómetros cuadrados de parcela, a esta parcela la bautiza con el nombre de Hollywood, H.J.Whitley ha sido apodado por ello el «Padre de Hollywood». A partir de este comienzo, este espacio entre naranjos y acebos empieza a crecer.

Hollywood 1910, orígenes de la meca del cine, comienzos del cine.

Hollywood 1910 Foto My Tomnet

Entre tanto el coronel William Selig había mandado a uno de sus mejores directores, Francis Bogg, a rodar en la zona de Los Ángeles exteriores para su versión de «El conde de Montecristo», más tarde realizaría la primera película rodada en Los Ángeles el propio Bogg, la película se titulaba «The Heart of a race tout», estamos en el año 1909. De manera que el cine empezaba a aproximarse a lo que acabaría siendo la meca del cine. Es el propio coronel Selig quien abre el primer estudio en Hollywood, la Selig Polyscope Company, más tarde sería absorbida por uno de los monstruos que estaban por llegar, William Fox. Después de la iniciativa del coronel y especialmente empujados por los días luminosos de Hollywood y quizá más todavía por el estrangulamiento que estaban sufriendo en la costa este por parte de trust Edison and company, empezaron a llegar a Hollywood todos los que propiciaron su explosión. Primero tímidamente, actores de la Bison company, etc. para más tarde empezar a llegar todos los pioneros que propiciaron tal explosión. En 1910 la Biograph rueda la primera película en Hollywood, dura 17 minutos y la filma David Wark Griffith. En 1911 llega la Centaur Film, y monta el primer estudio propiamente dicho, en 1912 arriba Carl Laemmle y monta la Universal, también un poco antes ha llegado a Hollywood este la Vitagraph, con Norma Talmadge y Larry Semon entre sus estrellas, la Lubing Manufacturate Company y la Essanay están establecidas antes de 1913.

En ése mismo año llega Jesse lasky, más tarde fundador de la Paramount, y de ahí a 1915 se habían instalado todas las demás grandes productoras guiadas por los pioneros independientes.

Curiosamente lo que comenzó siendo un invento, el cinematógrafo, que se catalogaba como un invento más, con las mismas o quizá menores posibilidades que otros de aquel tiempo, acabó por convertirse en un fenómeno tal que hizo vibrar los corazones de aquel tiempo. Por un lado no hay que olvidar lo que supuso económicamente para los que lograron acometerlo a tiempo y con acierto, también podríamos hablar largo y tendido del hecho de que se trata de una nueva manera de hacer arte, además muy cercana, muy accesible para todo el mundo. Una definición de arte que podríamos dar como válida es una obra creada por las manos de los hombres que logra hacer vibrar nuestras más profundas fibras, sin lugar a dudas entonces el cine es arte en el sentido más literal del término, pero lo que verdaderamente lo convierte en arte para las gentes sencillas, es el hecho de que cualquier mortal, sea de la condición que sea, puede ser tocado íntimamente por este nuevo arte. En los primeros años las estrellas de cine hacían suspirar a los privilegiados que tuvieron la suerte de poder alimentar sus almas con esta especie de maná inesperado que aportaba a sus corazones vírgenes unas emociones desconocidas para ellos. No es de extrañar pues que el perfume que emanaban estas primeras estrellas les llevaran a convertirse, a ojos del público y a los suyos propios, en una especie de semidioses que arrastraban emocionalmente a medio mundo, pero bueno, ésta es otra historia.

 

 

Los comentarios están cerrados.